fbpx

EL ORIGEN DE LA EXPRESIÓN “QUIEN FUE A SEVILLA PERDIÓ SU SILLA”

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Por el 05/03/2020

Estás sentado junto a tus amigos o familiares, te levantas un momento al servicio y cuando vuelves… te han quitado el sitio. Te habrás visto en esta situación bastantes veces y, seguramente, si alguna vez protestaste te dijeron eso de “Quien fue a Sevilla perdió su silla“. ¿Quieres saber el origen de esta expresión? Pues no te levantes de donde estés (por si acaso) y sigue leyendo:

La frase, en un principio, era “Quien se fue de Sevilla, perdió su silla“, aunque el paso de los años la ha ido transformando en la que usamos hoy en día. La explicación de esta expresión la encontramos durante el reinado de Enrique IV de Castilla (Siglo XV). El arzobispo de Sevilla por aquel entonces, Alonso de Fonseca y Ulloa, tenía un sobrino al que le habían concedido el arzobispado de Santiago de Compostela. Ante la tensión que existía en Galicia en aquella época, el arzobispo de Santiago de Compostela le pidió ayuda a su tío para que calmara un poco la situación. Alonso de Fonseca aceptó ir hasta allí mientras dejaba a su sobrino ocupando su lugar en Sevilla. Cuando pudo controlar la situación volvió a Sevilla pero, para su sorpresa, su sobrino se negaba ahora a devolverle su puesto de arzobispo.

Share Button

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.