La leyenda de San Fernando. Patrón de Sevilla

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Por el 30/05/2018

En Sevilla, el día 30 de mayo se celebra la festividad del día de San Fernando, patrón de Sevilla. Durante este día festivo, la Catedral del Sevilla es protagonista por ofrecer la urna abierta que guarda el  cuerpo incorrupto del Rey Fernando para poder ver y venerar su figura. Pero ¿Por qué es tan amado y venerado este rey en Sevilla? Lo veremos a lo largo de este artículo. Durante este día también se puede asistir a la eucaristía presidida por el Arzobispo de Sevilla en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla a las 8:30 de la mañana y a la misa coral celebrada a las 10:00 de la mañana también en la Catedral.

 

san-fernando-catedral-sevilla

 

cuerpo-san-fernando

 

Reconquista de Sevilla gracias al Rey San Fernando

El Rey Fernando III  reconquistó Sevilla de la posesión de los árabes el 23 de noviembre de 1248 después de dos años de asedio. El rey estableció la Corte Real en los Reales Alcázares hasta su muerte en el año 1252. Siendo una de las muertes más conmovedoras. Fernando sintiendo que llegaba su hora, pidió que vinieran sus hijos, se le diera la eucaristía y le trajeran un crucifijo que tomó y beso varias veces para después darse golpes con ella en el pecho como símbolo de purificación cristiana. Además tomo una soga y se la colocó en su cuello, siendo el único objeto que vestía su cuerpo, pues hizo que lo despojaran de sus ropas para tomar el cuerpo de cristo. Pero Fernando no podía despedirse de su familia y vasallos sin antes hacer recomendaciones y aportar consejos.

Terminado todo, se le acerco una vela para que la llevara en el momento de su muerte y en ese momento sus ultimas palabras fueron:

“Sobre un montón de ceniza, con una soga al cuello, pidiendo perdón a todos los presentes, dando sabios consejos a su hijo y sus deudos, con la candela encendida en las manos y en éxtasis de dulces plegarias”.

 

El Rey Fernando III ordenó su entierro en la Catedral de Sevilla, ciudad de la que Fernando estaba orgulloso debido a la fuerte unión de lealtad y compromiso que mantenía con ella. Así pues, dispuso que su y cadáver descansara junto a la imagen de la Virgen de los Reyes que fue donada por el rey a la catedral junto al de su primera esposa Beatriz de Suabia.

San Fernando ordenó que su sepultura en la Catedral fuera sencilla, pero tras a muerte del rey y una vez tomado el poder su hijo Alfonso X, se ordenó construir unos mausoleos para sus padres revestidos de la ya y con unas estatuas en representación de sus figuras. Todo ello adornado de piedras y metales preciosos. Tal era la devoción por la Virgen de los Reyes que Alfonso X hizo poner en su dedo un anillo de su padre. Además Alfonso X donó piedras preciosas para la elaboración de una corona. Tras la muerte de Alfonso X, su figura también fue colocada en la Catedral junto con sus hijos.

Tras el paso de los años, los restos de los reyes fueron colocados a los pies de la virgen. Cuatro siglos después de su muerte,  el Papa Clemente X canonizaría la figura del Santo Rey en el año 1671.

 

 

Leyendas sobre el emblema NO8DO de Sevilla

 

¿Sabías el significado de la palabra NO8DO que aparece en muchos sitios de Sevilla?

Summary
Review Date
Reviewed Item
Interés
Author Rating
41star1star1star1stargray
Share Button

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.