La caseta encantada de la Feria de Sevilla

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Por el 17/04/2018

 Las calles de la Feria de Sevilla han vivido todo tipo historias y sucesos. Casi siempre alegres, relacionados con la festividad, pero también sucesos extraños e inexplicables. Como lo ocurrido en la década de los 90, una experiencia inolvidable e inquietante sufrida por un vigilante de seguridad de una caseta de la calle Ignacio Sánchez Mejías.

Llegadas altas horas de la madrugada, nuestro vigilante comenzó a echar los toldos de la caseta que guardaba. En el interior de la caseta no quedaba nadie, todos se habían marchado hace ya algunas horas cansados de comer, beber y bailar. Se habían marchado a casa para reponer fuerzas para un nuevo día de celebración en la Feria de Sevilla.

Serían las cinco de la mañana del primer día oficial de Feria cuando en el interior de la caseta irrumpe un hombre un tanto extraño, vestido con traje de chaquetilla corta y sombrero cordobés. Aquel hombre sin dudarlo por un instante  con pasos firmes fue hasta la barra del bar y cogió una botella de vino fino. El hombre se sirvió una copa, tomó un sorbo y abandonó el local de forma imperceptible. El vigilante no le dio mayor importancia, debía tratarse de un socio rezagado de la caseta que quería tomar una última copa antes de dormir.

Fantasmas en la Feria de Sevilla.

Fantasmas en la Feria de Sevilla. Fuente: El correo

A la noche siguiente, sobre la misma hora, se repitió la misma situación. El mismo hombre con su peculiar atuendo y su aire cabizbajo irrumpió de nuevo en la caseta, bebió unos sorbos de vino y se marchó de forma sinuosa y escurridiza. A la noche siguiente, cuando el vigilante volvió a ver la figura de aquel peculiar hombre, se acercó y le preguntó si no había bebido lo suficiente. “¡Hay que ver venir a las tantas todas las noches, y aparecer y desaparecer como alma que lleva el diablo!” Comentó el vigilante.

El extraño hombre cabizbajo y con aire misterioso no articuló palabra. El vigilante enfadado le recriminó si no iba a decir nada y le peguntó su nombre. El hombre giró su cuerpo se presentó y comentó que el tenía más derecho que nadie a estar aquí y tomarse esta copa. Él era socio fundador de la caseta. Segundos después aquel hombre había desaparecido. El vigilante quedó extrañado y sorprendido por la rapidez que aquel hombre se había marchado de forma que el vigilante no logró verlo salir.

Al día siguiente por tarde, cuando comenzaba su turno, el vigilante fue a comentarle al jefe del catering de la caseta lo sucedido las noches anteriores. Pero por mucho que describía al extraño hombre, no lo conocía. El vigilante, vio de lejos al presidente de la caseta y fue a comentarle lo sucedido. El presidente quedo sorprendido por la gorronería de la gente en Feria y preguntó si sabía cómo se llamaba aquel hombre, y el vigilante asintió y se lo dijo. La cara del presidente cambió por completo. Y le preguntó al vigilante si estaba seguro de eso. El vigilante volvió a asentar con la cabeza. El presidente corrió a una parte de la caseta donde se encontraban colgadas fotos antiguas y el vigilante lo siguió. El presidente descolgó una fotografía antigua donde se apreciaba tres hombres en la Feria de Sevilla, tres amigos y uno de ellos ataviado con la indumentaria del hombre misterioso. El presidente le preguntó al vigilante si lo reconocía en la fotografía mientras este la sostenía en sus manos. El vigilante asintió y pidió disculpas por pensar que era un gorrón ya que parecía ser conocido del presidente y miembro de la caseta. El presidente espantado le dijo: “Esta persona murió hace años en un accidente cuando regresaba de la feria, esta foto es de las últimas que se hizo…” El vigilante se quedó sin habla. Si aquella persona había fallecido, el había estado presenciando apariciones de su espíritu que desolado volvió a la feria para recordar…

Ten cuidado cuando pases a altas horas de la madrugada por la calle donde está esta caseta. Puede que te topes con un hombre un tanto extraño.

Share Button

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.